Es la 2ª iniciativa que se lleva a cabo en Andalucía de cara a promover un plan preventivo que salve vidas con reanimaciones cardiacas y el uso de desfibriladores a lo largo del recorrido oficial de nuestras procesiones.

La sala capitular de la Agrupación fue el lugar donde se impartió la formación teórica del curso.

MÁLAGA, 26 DE FEBRERO DE 2017.- La Consejería de Salud, a través de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias 061 y del hospital Clínico de Málaga, llevó a cabo ayer en las dependencias de la Agrupación de Cofradías un curso de formación cardiorrespiratoria, en colaboración con la asociación Expaumi y la Escuela de RCP del Colegio de Médicos, todo ello con el respaldo del Plan Nacional de Resucitación Cardiopulmonar.

Prácticas en el suelo en uno de los talleres, donde los alumnos se adiestran en técnicas de reanimación.

SEMANA SANTA DE MÁLAGA “CARDIOASEGURADA”

El objetivo final es organizar un plan preventivo que, bajo el nombre “Semana Santa Cardioasegurada” y de cara a la próxima Semana Mayor, dote al recorrido oficial procesionista un total de 15 desfibriladores automáticos externos para ser usados en caso de urgente necesidad sanitaria. Estos desfibriladores estarán distribuidos entre la Alameda Principal y calle Granada, con la finalidad de que se encuentren a disposición de las hermandades y de las miles de personas que se concentran en torno a los cortejos nazarenos durante su transcurrir por las vías del centro de la ciudad.

La iniciativa, segunda que se organiza en Andalucía tras la experiencia del pasado año en Sevilla, fue presentada por Ana Isabel González, delegada de la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales en Málaga, que estuvo acompañada por Pablo Atencia y Eduardo Rosell, presidente y vice-pte 2º de la Agrupación de Cofradías; José Antonio Medina, gerente del hospital Clínico; Andrés Buforn, vice-pte. y director de la Escuela de RCP del Colegio de Médicos; Paloma Rosado, presidenta de la asociación Expaumi; Ángel García, director del curso y responsable provincial del Plan Nacional de Resucitación Cardiopulmonar; y Félix Plaza, director de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias 061 en Málaga.

La sala de exposiciones permanente fue ocupada para las prácticas de los cofrades y personal agrupacionista.

LA AGRUPACIÓN FUE UN TALLER DE FORMACIÓN SANITARIA

Varias dependencias de la sede de la Agrupación de Cofradías, como la sala capitular, el conocido “humero”, la sala permanente de exposiciones y el patio principal, fueron los espacios ocupados para desarrollar el curso formativo, tanto a nivel teórico como práctico. Profesionales sanitarios de los citados organismos e instancias colegiales y sociales participaron de forma voluntaria durante buena parte de la mañana en el adiestramiento de los casi cien cofrades participantes sobre los desfibriladores automáticos externos y en técnicas básicas de reanimación cardiaca, destacando una masiva presencia del personal responsable de sillas y tribunas (acomodadores, controladores de paso, inspectores, etc.) y de horarios e itinerarios (controladores, etc.).

Con esta formación se contará un suficiente número de personas entrenadas para actuar de forma inmediata en caso de presenciar una parada cardiorrespiratoria en lugares in situ o cercanos por donde pasen las procesiones, sumando así sinergias a la posterior asistencia por parte de los equipos profesionales de emergencias sanitarias, de tal manera que se procurará disminuir la mortalidad y secuelas a través de una excelente actuación inicial.

El “humero” también se convirtió en un taller de prácticas con los muñecos simuladores y desfibriladores automáticos.

DESFIBRILADORES AUTOMÁTICOS POR EL RECORRIDO OFICIAL

Bajo la coordinación de la Agrupación de Cofradías de Semana Santa, del Ayuntamiento de Málaga y del servicio de Emergencias Sanitarias 061, un total de 15 aparatos desfibriladores cedidos por la empresa Philips serán distribuidos por el itinerario procesional oficial para dar cobertura asistencial durante la próxima Semana Mayor.

En España se producen al año en torno a 25.000 paradas cardiacas extrahospitalarias. Esta patología es en muchos casos la primera manifestación de una enfermedad que afecta al corazón que hasta ese momento era silente o desconocida. La supervivencia de muchas de las víctimas depende de que se apliquen las técnicas básicas de reanimación cardiopulmonar en los primeros 3 ó 4 minutos, lo que puede aumentar las posibilidades de supervivencia en más del 50% de los afectados.

De izquierda a derecha, Eduardo Rosell, vice-pte. 2º de la Agrupación de Cofradías; Andrés Buforn, vice-pte. del Colegio de Médicos; José Antonio Medina, gerente del Hospital Clínico; Pablo Atencia, pte. de la Agrupación de Cofradías; Ana Isabel González, delegada provincial de la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales; Paloma Rosado, pta. de la Asociación Expaumi; Félix Plaza, director de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias 061 en Málaga y Ángel García, director del curso y responsable provincial del Plan Nacional de Resucitación Cardiopulmonar.

Más información sobre el curso de soporte vital básico realizado en la Agrupación de Cofradías en http://agrupaciondecofradias.com/la-agrupacion-y-sanitarios-del-hospital-clinico-organizan-un-curso-divulgativo-sobre-soporte-vital-basico-para-atender-las-paradas-cardiorrespiratorias/