La Agrupación le hizo entrega de su medalla de oro tras una ceremonia oficiada en la Iglesia de San Julián por el obispo de la diócesis.

Aspecto de San Julián, desde el coro del templo, nada más comenzar la ceremonia religiosa.

MÁLAGA, 23 DE ENERO DE 2017.- Con una ovación de más de tres minutos de duración hacia su persona y toda la iglesia de San Julián puesta en pie concluyó el pasado sábado la ceremonia de imposición de la medalla de oro de la Agrupación de Cofradías de Semana Santa de Málaga a Francisco de la Torre Prados, alcalde de la ciudad, la cual fue antecedida con una solemne función religiosa presidida por el obispo de la Diócesis, Jesús Catalá, y concelebrada por varios sacerdotes entre los que se encontraba el delegado episcopal de Hermandades y Cofradías, Antonio Coronado.

Como era de esperar, el templo agrupacionista se quedó pequeño para dar cabida a la gran cantidad de público que lo llenó, destacando una gran presencia de representaciones institucionales, caso del presidente de la Diputación Provincial, Elías Bendodo; el subdelegado del Gobierno central, Miguel Briones; y numerosos concejales del Ayuntamiento; así como otras relevantes presencias del mundo empresarial, militar, cultural y social; siendo también de resaltar la masiva comparecencia de significados cofrades y la práctica totalidad de los miembros que componen Junta de Gobierno de la Agrupación de Cofradías.

Monseñor Jesús Catalá durante su homilia.

“NOS UNIMOS CON GOZO A ESTE RECONOCIMIENTO DE LA AGRUPACIÓN”

A las ocho de la tarde comenzó la celebración con una eucaristía que estuvo musicalmente interpretada con los cantos de la escolanía “Corpus Christi” y del tenor local Luis María Pacetti. En su homilía, el obispo hizo inicialmente una encomienda al hecho de ser cofrades y animó a superar las dificultades de los tiempos actuales “siendo luz en la tiniebla y apoyo en la flaqueza del otro hermano”.

Con relación a la honorífica distinción de la que iba a ser objeto De la Torre, monseñor Catalá fue muy directo y claro en mostrar su adhesión: “Nos unimos con gozo a este reconocimiento de la Agrupación, haciendo nuestro este gesto de gratitud hacia quien ha sabido dar testimonio de manera coherente como cristiano comprometido en la transformación de las estructuras sociales y políticas, tal como pide el Concilio Vaticano II a los fieles cristianos laicos. ¡Querido D. Francisco, muchas gracias por su tesón, valentía, dedicación y generosidad en la no fácil tarea de gobernar esta amada Ciudad! ¡Cuántas veces le he comentado que Vd. se ha multiplicado por estar presente en más actos cofrades que el propio Obispo! Si el Señor le hubiera concedido el don de la bilocación, su presencia hubiera sido incontable. ¡Muchas gracias por todo el apoyo y la colaboración que ha dado al mundo cofrade desde las instancias de gobierno!”.

Medalla de oro de la Agrupación de Semana Santa de Málaga.

“HA SABIDO ESCUCHAR Y ATENDER ILUSIONES Y PROYECTOS DE LAS COFRADÍAS”

Terminada la misa, se procedió al ritual de entrega de la medalla de oro agrupacionista con la lectura del acta de concesión de la misma por parte de Salvador Pozo, secretario general de la decana institución. En el argumentario de la certificación se señalaba todo el proceso de tramitación de la distinción en cuestión, así como los méritos contraídos por el homenajeado desde que en el año 2000 comenzara a ser alcalde de Málaga. “El amor por su tierra y sus costumbres -leyó Pozo-, su clara visión de lo que el movimiento cofrade aporta a ella y sus firmes convicciones basadas en su fe cristiana, han sido los pilares que han sustentado su cercanía y connivencia con la realidad cofrade de la ciudad. Ha sabido escuchar y atender ilusiones y proyectos de las hermandades haciéndolos suyos. Ha puesto a disposición de la Agrupación de Cofradías de Semana Santa y de las Cofradías que la integran, áreas y recursos municipales para el buen desarrollo de nuestra Semana Mayor, dedicando esfuerzos para que el discurrir de nuestros cortejos procesionales pueda realizarse con el mayor lucimiento y al tiempo no interferir en demasía el normal desarrollo de la vida de la ciudad”.

Emocionado momento de Francisco de la Torre y Pablo Atencia tras la imposición de la medalla de oro de la Agrupación de Cofradías.

Para concluir afirmando Salvador Pozo en su lectura del documento acreditativo que “esa misma disposición y entusiasmo la ha trasmitido a todo el equipo municipal, funcionarios y departamentos del Ayuntamiento, en quienes siempre hemos encontrado atención y ayuda en nuestras necesidades. Fruto de esta colaboración ha sido la cesión de suelo y subvenciones que han permitido el desarrollo de las Casas de Hermandad, en cuyo entorno la vida de los barrios en muchos casos se incardina y revitaliza. La valiosa colaboración del Ayuntamiento que él preside se ha materializado en convenios de ayuda que han permitido rehabilitar varias sedes canónicas de nuestras hermandades y la misma casa que hoy nos acoge. Encomiable es asimismo su firme apuesta por la obra social de las Cofradías, que nace de su entendimiento de que la fe y el compromiso social sin obras es fe muerta. Esta vocación se ha hecho especialmente visible en el cariño y la colaboración puesta en el desarrollo del proyecto solidario de la Fundación Corinto, tanto en su génesis como en su mantenimiento con aportaciones a lo largo del tiempo”.

Monseñor Catalá felicita a Francisco de la Torre tras serle impuesta la medalla de oro de la institución cofrade.

MAS DE TRES MINUTOS DE EMOCION Y DE SONORA OVACION

Acto seguido se llevó a cabo por parte de Pablo Atencia, presidente del organismo cofrade, la imposición de la medalla de oro y entrega del pergamino de rigor (obra del pintor Jorge Rando), momentos que llegaron a emocionar visiblemente a De la Torre ante la unánime, larga y sonora ovación del público asistente que, puesto en pie en San Julián, le tributó un aplauso de más de tres minutos de duración.

Tras las fotos de rigor y felicitaciones de turno, la celebración continuó posteriormente en el Hotel NH Málaga con una cena a la que acudieron alrededor de trescientas personas. En los postres fue proyectado un extenso documental, en cual se recogían numerosos testimonios de significados malagueños ensalzando la figura humana de Francisco de la Torre.

Atencia le entrega a De la Torre el cuadernillo donde se documenta el acta/certificación de la distinción entregada.

“NUESTRO ALCALDE ES COMPROMETIDO, SENSIBLE Y CERCANO CON LAS COFRADÍAS Y CON LA SEMANA SANTA”

Le siguió una intervención de Pablo Atencia para, en nombre de la Agrupación de Cofradías, expresar que “son notorios los méritos que le han hecho acreedor de tan digna distinción a nuestro homenajeado. Es de sobra conocido el compromiso, sensibilidad y cercanía de nuestro Alcalde con las cofradías y con la Semana Santa”.

Continuó el presidente agrupacionista poniendo de manifiesto la ayuda municipal recibida en estos años: “La colaboración del Ayuntamiento es trasversal. Prácticamente todas las áreas municipales colaboran con nosotros, percibiéndose que no es sólo una colaboración necesaria sino hecha desde el cariño y compromiso”. Y con relación a la esposa de De la Torre dijo que “parte de esta medalla es de nuestra querida Rosa Francia, a la que también respetamos y admiramos por su valía y discreción (excepcional compañera de viaje de nuestro Alcalde) quien, junto el resto de la familia profesan tanto cariño por nuestra Semana Mayor”.

Atencia y De la Torre muestran el pergamino artístico, obra del pintor Jorge Rando, donde se testimonia la concesión de la medalla de oro agrupacionista, ante la presencia de Elías Bendodo, pte. de la Diputación Provincial de Málaga.

Atencia alabó la disposición y entusiasmo del alcalde “trasmitiendo esa entrega a todo el equipo municipal, funcionarios y departamentos del Ayuntamiento, en quienes siempre hemos encontrado atención y ayuda en nuestras necesidades. De ello podemos dar fe los cuatro presidentes de la Agrupación que hemos coincidido en su mandato, conforme se recoge en el video visionado: Clemente Sólo de Zaldívar, Rafael Recio Romero, Eduardo Pastor Santos, y yo mismo. Gracias a esta colaboración se han cedido suelo y otorgado subvenciones que han permitido el desarrollo de las Casas de Hermandad, en cuyo entorno la vida de los barrios se prestigia y revitaliza. Ha demostrado que colaborar con las cofradías no es gasto sino una inversión inteligente con un alto retorno para la ciudad. Donde se construye una casa de hermandad, el entorno mejora exponencialmente sin perjuicio de convertirse en un espacio solidario de convivencia”.

Miembros de la Junta de Gobierno de la Agrupación de Cofradías de Semana Santa posan con el Obispo, Alcalde y Delegado Episcopal de Hermandades y Cofradías.

UNA COINCIDENCIA EN LA JORNADA: 96 AÑOS DE HISTORIA AGRUPACIONISTA

El presidente de la Agrupación terminó su exposición mostrando el agradecimiento de la institución y significando que “los cofrades queremos y respetamos a Paco de la Torre porque vemos en ti un ejemplo a seguir. Las cofradías se basan esencialmente en la generosidad y tú nos la regalas todos los días. En una sociedad en la que se busca el resultado inmediato, has sabido impregnar a Málaga de seriedad y profesionalidad, transmitiéndonos que los proyectos se pueden sacar adelante con estrategia, tenacidad, constancia, diálogo y educación, sin necesidad de aspavientos. Tal día como hoy, hace 96 años, se fundó la Agrupación de Cofradías de Semana Santa en la Iglesia de la Merced, siendo la institución más antigua de España en su género. Desde entonces, los cofrades estamos al servicio de la Ciudad, con la que convivimos y no queremos perjudicar. Todo lo contrario. Somos conscientes que podemos ayudar para cambiar la sociedad a mejor desde nuestros principios y valores cristianos, con lealtad y colaboración con las administraciones públicas y la sociedad civil”.

Representantes de las distintas instituciones públicas, empresariales y militares posan con Francisco de la Torre y su esposa Rosa Francia.

“SER BUENOS CRISTIANOS Y HONRADOS CIUDADANOS”

La velada concluyó con una emocionada oratoria de Francisco de la Torre. Dijo que el agradecido era él por ser el alcalde de una ciudad con un grupo humano tan extraordinario como los cofrades “ya que habéis sabido estar al compás de los tiempos para hacer Málaga desde vuestras convicciones religiosas, culturales y sociales”. Resaltó y alabó la estrecha y permanente colaboración entre Ayuntamiento y Agrupación, haciendo extensivo el galardón recibido a todos los responsables y trabajadores municipales. Finalizó animando a todos a seguir trabajando por el bien de todos “y a continuar siendo ejemplo del lema salesiano: ser buenos cristianos y honrados ciudadanos”.   

Foto para el recuerdo con los miembros de la escolanía “Corpus Christi”, que cantaron durante la misa.
Francisco de la Torre interviniendo en el salón del Hotel NH Málaga, muy cerca de su esposa Rosa Francia.
Unas trescientas personas llenaron el salón del Hotel NH Málaga, donde tuvo lugar la celebración posterior a la entrega de la medalla.
Momento de la intervención de Pablo Atencia al término de la velada en el Hotel NH Málaga.
Instantánea de la oratoria final de Francisco de la Torres en el salón del Hotel NH Málaga.
Momento final donde De la Torre es aplaudido por Pablo Atencia, pte. de la Agrupación; Elías Bendodo, pte. de la Diputación; Miguel Briohones, subdelegado del Gobierno central en Málaga; y Carolina España, diputada nacional.