Más de diez mil personas han sido atendidas por la institución religiosa malagueña que ahora cumple 25 años de servicio en favor de los más desfavorecidos 

MÁLAGA, 15 DE FEBRERO DE 2017.- Con motivo de celebrarse el 25 aniversario de su fundación en Málaga, el próximo sábado, a partir de las 10’00 horas, una delegación de la Agrupación de Cofradías de Semana Santa, compuesta por miembros de su junta de gobierno y cofrades en general, acudirá invitada a la jornada de puertas que el Centro de Acogida San Juan de Dios, enclavado en la plazuela de igual nombre que da a calle Mártires, en pleno casco histórico de nuestra ciudad.

“DIVULGAR LA ATENCIÓN QUE PRESTAMOS A LOS MALAGUEÑOS MAS NECESITADOS”

El motivo de dicho encuentro, según palabras del superior del establecimiento, fray Luis Valero Hurtado, no es otro que “dar a conocer el servicio que prestamos a la sociedad malagueña más vulnerable y divulgar nuestros proyectos de intervención socio-sanitaria, todos ellos buscan ser expresión del amor compasivo y misericordioso de Jesucristo hacia los enfermos y necesitados”.  Para abundar expresando que son las Cofradías y Hermandades núcleos de una intensa religiosidad que unen la manifestación externa de su fe a su compromiso social y solidario, colaborando en la evangelización de la sociedad”.

La jornada se prolongará durante buena parte de la mañana, visitándose las dependencias del centro y celebrando una mesa redonda en la que, moderada por el periodista y cronista de la Agrupación, Santiago Souvirón, participarán varios responsables de la orden hospitalaria, tales como el hermano José Luis Fuentes Valdés, Araceli López Rúa, Carlos González y el citado fray Valero, los cuales darán a conocer sus experiencias, inquietudes y proyectos en la atención de las personas que acogen. También estará presente el delegado diocesano de Hermandades y Cofradías, el reverendo Antonio Coronado.

UN SERVICIO GRATUITO A LAS PERSONAS SIN TECHO PARA INTEGRARLAS EN LA SOCIEDAD

El Centro de Acogida San Juan de Dios, dependiente de la histórica y benéfica orden hospitalaria, empezó a funcionar el 12 de marzo de 1991, siendo su primer superior el hermano Juan Carlos García López. Desde entonces ofrece un servicio gratuito de integración dirigido a comunidad de personas sin hogar, mediante el desarrollo de un proceso completo y tratamiento globalizado de la amplia problemática que afecta a este sector social. Durante los veinticinco años que ahora se conmemoran, más de 10.000 personas muy necesitadas, excluidas/marginadas socialmente, han sido atendidas en la institución.