• Monseñor Jesús Catalá ofició la eucaristía en honor a la titular de la institución, que presidió el presbiterio del templo en un extraordinario altar

  • Cinco nuevos hermanos mayores juraron sus cargos como miembros/vocales de la Junta de Gobierno del ente agrupacionista

    Jesús Catalá pronuncia su homilía durante la función principal a María Santísima Reina de los Cielos.

MÁLAGA, 14 DE SEPTIEMBRE DE 2017.- La iglesia de San Julián registró lleno absoluto de fieles el pasado martes durante la festividad y función en honor a María Santísima Reina de los Cielos, titular de la Agrupación de Cofradías de Semana Santa. La imagen quedó expuesta toda la jornada en devoto besamano y contó con una amplia participación de público en un día en el que además se procedió a la jura de cargos de los nuevos hermanos mayores y se entregó la medalla de oro de la institución a Jesús Castellanos, a título póstumo.

La significativa jornada comenzó con la Virgen Reina de los Cielos presidiendo el presbiterio de San Julián, donde lució su manto procesional ante un dosel realizado con el palio de su trono. La comisión de Culto y Procesión orló el conjunto con flores en tonalidades amarillas. La talla de Álvarez Duarte quedó expuesta en besamano hasta media hora antes de iniciar la eucaristía que, en su honor, estuvo presidida por el obispo de la Diócesis monseñor Jesús Catalá.

El obispo de Málaga, Jesús Catalá, y el delegado de Hermandades y Cofradías, Antonio Coronado, ante la Reina de los Cielos.

Bajo los sones de la capilla músico-vocal Maestro Iribarren accedió el cortejo eclesiástico a la iglesia de San Julián con la presencia del prelado malagueño y del delegado diocesano de Hermandades y Cofradías, el sacerdote Antonio Coronado. Durante su homilía, el Obispo hizo alusión a la misión que los cristianos deben tener tras ser elegidos como Jesucristo hizo con sus apóstoles: “Pedro fue elegido como cabeza de la Iglesia, como los hermanos mayores son elegidos en sus hermandades. El Padre da las gracias y la fuerza necesaria para cumplir el cometido que se le ha asignado a cada cristiano y a nadie le es permitido abandonar su puesto”. Igualmente, monseñor Catalá resaltó que la Virgen María “asumió la misión más importante: ser la madre de Jesús”.

Finalizada la eucaristía se procedió a la jura de cargos de los cinco nuevos miembros de la Junta de Gobierno de la Agrupación. David Ruiz (Huerto), José Manuel Álvarez (Fusionadas), Laura Berrocal (Sangre), Agustín Soler (Misericordia) y Manuel Torres (Descendimiento) tomaron posesión de sus respectivas responsabilidades como vocales y recibieron la medalla e insignia de la institución de manos de su presidente, Pablo Atencia.

Momento de la promesa de los nuevos vocales de la Junta de Gobierno. En pié, a la izquierda, de izquierda a derecha, David Ruiz, hermano mayor de Huerto; José Manuel Álvarez, máximo responsable de Fusionadas; Laura Berrocal, hermana mayor de la Sangre; Manuel Torres, nuevo máximo responsable de Descendimiento; y Agustín Soler, hermano mayor de Misericordia.

Al acto acudieron representantes de todas las corporaciones nazarenas, los anteriores presidentes de la Agrupación de Cofradías, la concejala de Cultura del Ayuntamiento de Málaga, Gema del Corral; el portavoz del grupo Ciudadanos en el Consistorio, Juan Cassá; y el presidente de la Agrupación de Hermandades de Gloria, Juan Antonio Nieto.

GALERÍA FOTOGRÁFICA DE LA CELEBRACIÓN

Altar de cultos de María Santísima Reina de los Cielos durante su besamano.
Aspecto de la iglesia de San Julián durante la eucaristía.
Autoridades, personalidades y cofrades llenaron la iglesia de San Julián durante la eucaristía.
El Santísimo Cristo Resucitado se ubicó en una de las capillas del lateral del Evangelio.
Monseñor Jesús Catalá, durante su homilía.
La capilla de música Maestro Iribarren intervino durante la celebración religiosa.
Al finalizar la función religiosa se realizó el canto de la “Salve Regina” a la Virgen.
David Ruiz, hermano mayor de la Archicofradía del Huerto, jura su cargo como vocal.
José Manuel Álvarez, hermano mayor de las Reales Cofradías Fusionadas, durante su jura de cargo.
Jura de cargo como vocal de Laura Berrocal, hermana mayor de la Archicofradía de la Sangre.
Agustín Soler, hermano mayor de la Hermandad de Misericordia, durante su jura de cargo.
El hermano mayor de la Hermandad de Descendimiento, Manuel Torres, jura su cargo como vocal.
Miembros de la Junta de Gobierno ante la Reina de los Cielos. De izquierda a derecha Salvador Pozo, secretario general; Eduardo Rosell, vicepresidente segundo; Emilio Betés, vicepresidente tercero de la Agrupación; David Ruiz y Manuel Torres, vocales; Pablo Atencia, presidente de la institución; José Carlos Garín, vicepresidente primero; Laura Berrocal, José Manuel Álvarez y Agustín Soler, vocales; y Santiago Souviron, cronista.