Hoy, 22 de abril, se cumplen 40 años de la muerte de Enrique Navarro Torres, uno de los grandes personajes del procesionismo malagueño. Así lo he escrito esta mañana en mi muro de Facebook. Pero jamás podía haberme imaginado que, en este día, nos dejara otro gran cofrade, Jesús Saborido Sánchez.

          Ambos tienen muchas cosas en común. Fueron hermanos mayores, presidentes de la Agrupación de Cofradías, marianos por excelencia, enamorados de la ciudad de Málaga…

      Jesús Saborido dejó una huella indeleble a su paso por la Agrupación. Fue el presidente de la celebración del 75 aniversario de la fundación de la entidad que echara a andar en la lejana fecha del 21 de enero de 1921. Los anteriores aniversarios, el del 25 y 50, apenas habían tenido repercusión.

          Otro de los logros que no hay que dejar de mencionar fue la incorporación en 1993 de la Reina de los Cielos como cotitular de la Agrupación.

          Era un hombre con personalidad y con las ideas muy claras. Defensor a ultranza de que la Semana Santa de Málaga tuviera su propia identidad, su propio sello.

         En los últimos años de su vida nos fuimos tratando más, al coincidir con él en las presentaciones de la revista “La Saeta”, las misas de Acción de Gracias o las Copas de Navidad. Confieso que me encantaba escucharlo. ¡Cómo manejaba el lenguaje! También deleitaba contando anécdotas y curiosidades que, por desgracia, no han quedado recogidas en ningún libro, aunque algunas de ellas las guardo en mi memoria.

          La última vez que lo vi fue hace unos meses. Salía yo de la iglesia de San Agustín, tras oír misa de doce, y él llegaba en su silla de ruedas, acompañado por su inseparable esposa Paloma. Acudía a visitar a sus queridos sagrados titulares, como no podía ser de otro modo. No pudo articular palabra pero sí me insistió, con gestos, que nunca fumara. Esa fue la última vez.

      Esta mañana recordaba a Enrique Navarro pero, a partir de ahora, también lo recordaré a Jesús Saborido cada 22 de abril. Una fecha que ha vuelto a unir en el calendario a dos ilustres cofrades de la Semana Santa malagueña.

Descansa en paz.

Andrés Camino Romero

Director de la revista La Saeta