El Delegado de Hermandades y Cofradías de la Diócesis de Málaga bendecía la imagen, arropado por todas las hermandades agrupadas y con la presencia del Prefecto Apostólico de Battambang, el jesuita Kike Figaredo SJ

El presidente de la Agrupación de Cofradías, Pablo Atencia; el autor de la obra, Juan Vega; y el presidente de la Comisión del Centenario, Luis Merino; junto a la talla.

MÁLAGA, 21 DE ABRIL DE 2021.- La comisión del Centenario de la Agrupación de Cofradías de Semana Santa de Málaga celebró en la tarde de ayer uno de sus actos más representativos hasta la fecha con la bendición de la talla del Santísimo Cristo Resucitado, réplica del titular de la Agrupación.

Enmarcado dentro de los actos propios del área de obra social y misionera, que encabeza la hermana mayor de la Cofradía del Amor, Cari Ledesma; se celebraba un acto en el que se ha bendecido la talla que será venerada en Battambang, Camboya.

Esta imagen, obra del escultor malagueño Juan Vega, será venerada en la iglesia de Kompong Koh, Camboya; donde desarrolla su labor misionera y evangelizadora el jesuita Kike Figaredo SJ. El Obispo de las sillas de ruedas, como es conocido Figaredo, es el Prefecto Apostólico con el que el Centenario está desarrollando la labor misionera en el sudeste asiático a través de la compra de más de un centenar de sillas de ruedas para los mutilados de guerra provocados por las minas anti personas.

Desde el Centenario se lleva a cabo esta labor solidaria de carácter internacional y que complementa a otras que serán desarrolladas en el ámbito local dentro del año del Centenario de la Agrupación.

BENDICIÓN

La réplica, obra de Juan Vega, delante de la talla del Resucitado en el altar mayor del templo.

La Iglesia de San Julián fue el lugar en el que se ha bendecido la talla réplica del Santísimo Cristo Resucitado que viajará en las próximas semanas a Camboya. Durante el acto de bendición se ha producido la firma de un documento histórico que irá guardado dentro del Cristo y que cuenta con la rúbrica del alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, el Delegado Diocesano de Hermandades y Cofradías, Salvador Guerrero; el Presidente de la Agrupación de Cofradías, Pablo Atencia; el presidente de la comisión del Centenario, Luis Merino; y el autor de la obra, Juan Vega.

La imagen es una réplica lo más exacta posible, de un gran realismo, al original de Capuz que preside la Iglesia de San Julián. Con un tamaño inferior al original, la talla tiene una altura de un metro y ochenta centímetros, incluyendo la base en forma de nube en la que se sostiene el Cristo, según el diseño original. En palabras de Juan Vega “me he tenido que despojar de toda actitud creativa para ponerme al servicio de la escultura para encontrar el mayor parecido posible”.

La imagen destaca sobre una peana de madera barnizada con una especial simbología. En el frontal, aparece la frase “La alegría del Señor es nuestra fortaleza”. Un recurso habitual del Sacerdote Kike Figaredo en sus homilías en Camboya, extraído del Libro de Nehemías en el Antiguo Testamento (Nehemías, 8, 10). Esta frase aparece grabada en la madera en castellano, en inglés y en Khmer, la lengua original de Camboya.

Los laterales de la peana llevan reflejados los escudos del Centenario y la Agrupación de Cofradías respectivamente y en la trasera aparecen tallados los nombres de las 41 hermandades que conforman la Agrupación, en un gesto por parte del Centenario de reflejar la implicación de todas ellas en este año tan especial para los cofrades malagueños.

Asistentes al acto de bendición de la nueva imagen en la Iglesia de San Julián.

El acto, en el que participó musicalmente el Quinteto de metales de la Banda Sinfónica Virgen de la Trinidad, concluyó con la bendición por parte del Delegado de Hermandades y Cofradías, que trasladaba el pesar del Obispo de la Diócesis al no poder asistir al acto por encontrarse fuera de la ciudad por motivos diocesanos.

Los hermanos mayores de las 41 cofradías recibieron por parte del Centenario un cuadro en recuerdo de esta fecha histórica que contiene una reliquia de madera de la talla de la que ha salido el Santísimo Cristo.

La imagen podrá ser visitada y venerada por los malagueños durante los próximos días en la Iglesia de San Julián en su horario habitual de apertura. En las jornadas en las que esté expuesta al público, se podrán a la venta unas estampas conmemorativas en recuerdo de la bendición, que contienen virutas de madera que el escultor ha ido guardando durante la talla del Cristo y cuya recaudación irá destinada íntegramente al proyecto social de la Agrupación y el Centenario para la adquisición de sillas de ruedas.

El Prefecto Apostólico de Battambang, el jesuita Kike Figaredo SJ, y el Delegado de Hermandades y Cofradías de la Diócesis de Málaga, Salvador J. Guerrero, acompañados de la teniente alcalde del Ayuntamiento, Teresa Porras; el presidente de la Agrupación, Pablo Atencia; el presidente de la Comisión del Centenario, Luis Merino; y los expresidentes de la entidad agrupacional Francisco Fernández, Francisco Toledo, Rafael Recio y Eduardo Pastor.
Asistentes al acto de ayer en la Iglesia de San Julián.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.