Con el lema “Raíces que brotan”, la jornada se celebró el pasado sábado de forma telemática, contando con la participación del obispo de Málaga, Jesús Catalá

Momento de la celebración de la mesa redonda sobre religiosidad popular y jóvenes.

MÁLAGA, 19 DE ABRIL DE 2021.- El pasado sábado se celebró el XXXIV Encuentro Diocesano de la Juventud con el lema “Raíces que brotan”. Tras el encuentro del año pasado, cuyo lema fue “Jóvenes con raíces”, se quiso significar la llamada a los jóvenes a ser protagonistas en la Iglesia y a dar frutos de santidad. Los participantes se encontraron presencialmente en pequeños grupos desde sus parroquias, colegios y comunidades o particularmente desde casa, para unirse luego con todos los jóvenes de la diócesis a través de la plataforma digital Zoom.

El encuentro ha tratado de hacer reflexionar a los jóvenes sobre su llamada a la santidad para lo que contaron con la ayuda de un tema formativo en torno a la figura de San José, propuesto este año como modelo por el Papa Francisco. El encuentro finalizó con el envío por parte del obispo, que se hizo presente de forma telemática.

En este evento, siendo el año del Centenario de la Agrupación de Cofradías de Semana Santa de Málaga, se celebraba una mesa redonda en torno a los jóvenes y la religiosidad popular. Esta reunión estaba formada por la pregonera de la Semana Santa de Málaga y miembro del equipo que desarrolla el Congreso Internacional con motivo de la efeméride, Paloma Saborido, así como los cofrades Carmelo Ruiz, el sacerdote Daniel Cuesta y Cledia Velazco.