– El Obispo de la Diócesis, Jesús Catalá, presidió la Eucaristía y pidió por el buen hacer futuro de la Junta de Gobierno de la Agrupación de Cofradías

– Los ex hermanos mayores Emilio Betés (Sepulcro), Pedro Ramírez (Estudiantes) y Rafael Gallego (Zamarrilla) recibieron el escudo de la Agrupación de Cofradías, y el cofrade Manuel Gordillo fue distinguido por la Diócesis con la medalla “Pro Ecclessia Malacitana”

Presbiterio de la Iglesia de San Julián donde la Reina de los Cielos ocupó su altar.
El obispo Jesús Catalá en un momento de su homilia.

MÁLAGA, 13 DE SEPTIEMBRE DE 2020.- El obispo de Málaga, monseñor Jesús Catalá, presidió anoche en la iglesia de San Julián la función religiosa en honor a María Santísima Reina de los Cielos, co-titular de la Agrupación de Cofradías, con motivo de la celebración de su festividad. 

“EL SEÑOR NOS PIDE QUE PERDONEMOS SIEMPRE”

El prelado, que estuvo acompañado durante la eucaristía por el diácono-ecónomo Rafael Carmona y el párroco de la iglesia de los Santos Mártires, Felipe Reina, deseó y pidió durante su homilía a la Junta de Gobierno de la decana institución cofrade a que planifique una próxima Semana Santa “con realismo y esperanza”, además de que “sepa llevar adelante los proyectos, incluido el del Centenario de la Agrupación”. Asimismo, Jesús Catalá, se dirigió a los representantes de las corporaciones para que se unan fraternalmente. “Cómo podríamos esperar el perdón de Dios, que tanto necesitamos, si no somos capaces nosotros de perdonar al hermano. El Señor nos pide que perdonemos siempre”, afirmó.

Aspecto de la Iglesia de San Julián durante la celebración eucarística.

ENTREGA DE DISTINCIONES

Tras la ceremonia, el presidente de la Agrupación, Pablo Atencia, impuso el escudo de la entidad a los ex hermanos mayores Emilio Betés (Sepulcro), Pedro Ramírez (Estudiantes) y Rafael Gallego (Zamarrilla), tal y como es preceptivo según los estatutos de la institución nazarena. Asimismo, el cofrade y ex comisario episcopal de la Hermandad de las Penas, Manuel Gordillo, fue distinguido con la medalla “Pro Ecclessia Malacitana” al serle concedida por el obispo de la diócesis malagueña, quien le entregó el reconocimiento por la labor realizada al frente de la corporación del Martes Santo. 

Miembros de la Junta de Gobierno de la Agrupación junto a los cofrades distinguidos y el obispo.

Al acto asistió una nutrida representación de los hermanos mayores de las cofradías de Pasión y cofrades en general, manteniéndose las medidas de seguridad establecidas por las autoridades sanitarias y contando con la participación musical del tenor Luis Pacetti y del organista de la Catedral de Málaga, Antonio del Pino.

La imagen a Virgen Reina de los Cielos ha regresado al culto en el templo agrupacionista, tras la restauración que durante los dos últimos meses ha realizado el artista local Francisco Naranjo.

Entre el lunes 14 y el miércoles 16, de 18:30 a 20:30 horas, la Sagrada Titular permanecerá especialmente expuesta a la veneración de los fieles y devotos. 

Unas azucenas blancas dieron respaldo a la Reina de los Cielos en su altar.

PROCESO DE RESTAURACIÓN DE LA VIRGEN REINA DE LOS CIELOS

Según consta en la memoria presentada por el restaurador de la imagen, el tratamiento que se ha aplicado a la Virgen Reina de los Cielos ha tenido un proceso de restauración en el que tras realizar una toma de documentación fotográfica del estado de conservación inicial de la talla, se ha procedido a la retirada de las películas de suciedad adheridas sobre la superficie pictórica, se han repuesto los aparejos en zonas de desgastes o pérdidas del mismo con estuco de corte tradicional, se ha aplicado una fina película de protección a base de barniz sintético, se ha devuelto el color a las faltas con material reversible, y se ha aplicado una película final de barniz, que han mejorado la situación artística de la Sagrada Titular, que presentaba ciertos aspectos de deterioro, y que ya pueden contemplar los devotos en la iglesia de San Julián.

Homilía ofrecida por el obispo Jesús Catalá durante la ceremonia eucarística

GALERÍA FOTOGRÁFICA

Las distancias de seguridad y demás medidas sanitarias fueron puestas en prácticas durante la celebración.
Pedro Ramírez, ex-hermano mayor de Estudiantes, recibe el escudo de la Agrupación de manos de su presidente, Pablo Atencia.
Rafael Gallego (derecha), ex-hermano mayor de Zamarrilla, tras serle impuesto el escudo de la Agrupación por el presidente Pablo Atencia.
Emilio Betés, ex-hermano mayor del Sepulcro, es felicitado por el presidente de la Agrupación, Pablo Atencia (izquierda) tras serle impuesto el escudo de la institución.
Distinguidos por la Agrupación, de izquierda a derecha, Emilio Betés (ex-HM del Sepulcro), Pablo Atencia (presidente), Pedro Ramírez (ex-HM de Estudiantes) y Rafael Gallego (ex- HM de Zamarrilla).
Momento en el que obispo Jesús Catalá impone la medalla “Pro Ecclessia Malacitana” al cofrade Manuel Gordillo.
Los hermanos mayores de la Hermandad de las Penas, Ángela Guerrero, y de la Congregación de Mena, Antonio de la Morena, flanquean a Pablo Atencia y a Manuel Gordillo, este último hermano de ambas corporaciones nazarenas.
Con el canto de la Salve Regina ante la Virgen Reina de los Cielos se puso término a la función religiosa.