La muestra histórica/artística fue suspendida por el estado de alarma del Covid-19 y volverá a estar abierta al público hasta el viernes 3 de julio, manteniendo medidas sanitarias de seguridad

Autoridades municipales y representantes de entidades cofrades malagueñas y lucentinas posaban en el patio porticado de la Agrupación de Cofradías, una vez inaugurada la exposición en el Museo de la Semana Santa el pasado 29 de febrero (Foto E. Nieto).

MÁLAGA, 17 DE JUNIO DE 2020.- Poco más de tres meses después de que se decretara el estado de alarma por la pandemia del Covid-19  y, como consecuencia fuera suspendida en el Museo de la Semana Santa de Málaga “Jesús Castellanos” la exposición artístico/histórica “100 Años de devoción aracelitana en Málaga”, la cual venía celebrándose desde el pasado 29 de febrero, el próximo viernes 19 de junio, dada la nueva situación social actual y adoptando las preceptivas medidas sanitarias de seguridad, será reanudada la muestra mariana en las citadas dependencias de la Agrupación de Cofradías (C/ Muro de San Julián, 4) a fin de completar el periodo de tiempo expositivo previsto cuando ella fue planificada.

Las salas del Museo de la Semana Santa de Málaga “Jesús Castellanos” fueron especialmente acondicionadas para mostrar el rico patrimonio que se atesora en torno a la Virgen de Araceli (Foto E. Nieto).

ABIERTA HASTA EL VIERNES 3 DE JUNIO

La extraordinaria exposición, conmemorativa del centenario de la constitución en Málaga, en 1920, de la corporación filial de la Real Archicofradía de María Santísima de Araceli, patrona de la localidad cordobesa de Lucena, permanecerá abierta al público durante dos semanas, estando programada su clausura definitiva el viernes 3 de julio y manteniendo el siguiente horario de visitas durante todos los días:

  • Mañanas: De 10:00 a 13:00 horas.
  • Tardes: De 17:00 a 20:00 horas.
  • Domingos: Solo por la mañana.

NECESARIAS MEDIDAS HIGIÉNICO/SANITARIAS

De cara a garantizar las máximas medidas de seguridad sanitaria, en base al protocolo al efecto sobre museos y lugares/espacios expositivos, la Agrupación de Cofradías ha dispuesto para los visitantes a la exposición el cumplimiento de una normativa que se concreta las siguientes consideraciones:

  • Uso obligatorio de mascarillas y guantes.
  • Desinfección de manos a la entrada.
  • Mantenimiento de una distancia mínima de dos metros en las personas.
  • Respeto del aforo máximo establecido.
  • Cumplimiento de las señalizaciones existentes.
  • Permanencia en el establecimiento del tiempo estrictamente necesario.
Las vitrinas del Museo de la Semana Santa se colman con las numerosas piezas expuestas que conforman el ajuar de María Stma. de Araceli (Foto E. Nieto).

UN RICO PATRIMONIO HISTÓRICO/ARTÍSTICO

En cuanto al patrimonio histórico-artístico que se expone, este sigue siendo el mismo que cuando fue inaugurada la muestra, estando compuesto por unas 80 piezas procedentes de la Real Archicofradía de María Santísima de Araceli (Lucena) y de las corporaciones filiales de Málaga, Córdoba, Sevilla y Madrid.

La exposición se divide en tres salas. La primera de ellas consta de veinte reproducciones de litografías dispuestas en las paredes en las que aparecen imágenes de la Virgen de Araceli desde sus orígenes y a lo largo de diferentes épocas, además del cartel conmemorativo del centenario de la hermandad filial de Málaga, obra de Francisco Martínez, así como el logotipo de la de la efemérides, realizado por Juan Antonio Fernández.

El templete o andas de viaje de la Virgen de Araceli, una joya orfebre del año 1628, concluye el recorrido de la exposición (Foto E. Nieto).

El visitante se encontrará en el segundo de los espacios de la exposición la sala del “Centenario”, en la que la cofradía filial malagueña exhibe su rico acervo artístico. Una interesante galería fotográfica desde los años 20 del pasado siglo hasta nuestros días se mezcla con el guión corporativo, la candelería, mantos, sayas, entre otros enseres de culto y procesión, al igual que la antigua Virgen de Araceli que se veneraba en Málaga en 1920, procedente del Convento de las Clarisas de Lucena.

Asimismo, en la sala principal, titulada “Templo de Lucena”, se puede contemplar el escudo de la archicofradía matriz de Araceli, tallado en madera, y el velón característico de la villa lucentina, así como otras piezas artísticas de las cofradías filiales de Córdoba, Sevilla y Madrid. Entre ellas, estandartes de las de Córdoba y Madrid, y el de la obra pía de 1773, el frontal de altar del siglo XVIII del retablista Francisco José Guerrero y diversas sayas y vestidos.

También las vitrinas del museo acogen las famosas coronas de “calabaza” del Niño Jesús y la Virgen, además de sayas del siglo XIX y una imagen tallada y policromada del Niño, fechada en el siglo XVII. Dos de las piezas expuestas más destacadas se sitúan al final de la visita. Una, el templete o andas de viaje de la Virgen de Araceli, de 1628, realizado por Martín Sánchez y Pedro de Bares, que fue una donación del cuarto marqués de Comares; y la otra, una peana de 1864, tallada en madera, que costó 1.515 reales, ejecutada por Pedro Romero Ariza.