La labor social de la cofradía del Lunes Santo se centra además en colaborar con la Fundación Corinto, donar juguetes y regalos en la fiesta de Reyes Magos, destinar fondos de la “Velada Gifralfaro” para entidades benéficas, ayudar a la concesión de becas de estudios a alumnos de la UMA, recoger alimentos para Bancosol y participar en la colecta anual de la Asociación Española contra el Cáncer, entre otras muchas actividades

Entrega de zapatillas deportivas tras la campaña realizada durante este año.

MÁLAGA, 16 DE SEPTIEMBRE DE 2019.- La Fundación Corinto constituye posiblemente la actuación de obra social más importante que aborda la mayoría de las hermandades en la actualidad. La Cofradía de Estudiantes conoce muy bien esta institución solidaria ya que forma parte desde su creación, llegando a colaborar algunos de sus hermanos en la redacción de sus estatutos fundacionales. La corporación del Lunes Santo nunca pudo imaginar que una actuación tan ambiciosa, que implicaba a tantísimos agentes distintos y tal movilización de recursos, pudiera salir, no ya adelante, sino funcionar con la precisión con la que lo hace cada día, atendiendo a un número amplísimo de familias que, a lo largo del año, encuentran en sus instalaciones la posibilidad de adquirir los mismos productos de alimentación y limpieza que puedan encontrar en cualquier supermercado, pero a un precio muy ajustado y del que únicamente abonan un 25%, sufragando las corporaciones nazarenas vinculadas el 75% restante.

Por tanto, para la Cofradía de Estudiantes es una labor social muy importante que se está desarrollando con gran profesionalidad, entrega y eficacia, siendo su auténtico eje vertebrador.

CAMPAÑAS DE ZAPATILLAS DEPORTIVAS Y DE REYES MAGOS

Junto a ella, también a lo largo de los últimos años se han impulsado dos campañas que ya están plenamente consolidadas: la de las zapatillas deportivas y la de los Reyes Magos. Con la primera, se pretende que niños de familias con escasos recursos económicos puedan comenzar el curso escolar estrenando zapatillas de deporte. Tradicionalmente han realizado esta campaña de forma muy personal y cercana, procurando la mayor concienciación de la gente que se implicaba. Para ello, a cada colaborador que quería participar le asignaban personalmente un niño, del que le facilitaban nombre, edad, sexo y número de pie (debido a la ley de protección de datos, ahora, en lugar de nombre, facilitan un número de identificación), y era esa persona quien se encargaba de buscar y comprar unas zapatillas de deporte acordes a los datos facilitados, para dejarlas después en la cofradía y que los cofrades se encargaran de entregarlas.

Cofrades de Estudiantes siendo equipo de voluntarios en la campaña anual de recogida de alimentos de Bancosol.

Además de este formato, con el que han atendido un máximo de unos cien niños y jóvenes, aproximadamente, han iniciado hace unos años otro más ambicioso, que se ha desarrollado con el lema “500 pares para 500 niños” y que en definitiva tiene un mismo objetivo: proporcionar zapatillas deportivas nuevas a niños que, de otra forma, muy posiblemente no podrían disponer de las mismas pero que, dadas las características de la campaña, requiere de otro tipo de organización. Para ello, se ha contado con la colaboración de El Corte Inglés, quien selecciona el calzado adecuado a un precio más competitivo y realiza su propia aportación, mientras que la labor de los hermanos de Estudiantes en este caso consiste en lograr la máxima movilización de los cofrades, familiares y amigos para recaudar y hacer frente al elevado coste económico de la campaña.

Actualmente se están alternando ambas campañas de zapatillas. Un año la realizan en el formato tradicional y otro en el formato más ambicioso, con la colaboración de El Corte Inglés.

En cuanto a la campaña de Reyes Magos, esta la vienen realizando desde hace más de una década y funciona de la misma forma que la de las zapatillas deportivas en su modelo tradicional, asignando un niño a la gente que quiere colaborar, para que se encarguen personalmente de comprar el regalo y dejarlo en la cofradía y que los cofrades se lo hagan llegar para disfrute de los más pequeños durante la mágica mañana del 6 de enero. Con esta campaña se busca que la ilusión de los Reyes Magos se encuentre también presente en todos los hogares que se atienden.

COLABORACIONES SOCIALES: ADIPA, “CALOR Y CAFÉ”, BECAS ALUMNI, BANCOSOL, AECC, PASTORAL UNIVERSITARIA Y GROSS DENTISTAS

También plenamente consolidada se encuentra la ya clásica “Velada Gibralfaro”. Un encuentro interno que en los albores del verano reúne en un ambiente festivo y en un marco inigualable como el castillo de Gibralfaro, pero que se proyecta también a los que no son hermanos de la corporación, invitando a participar a toda la sociedad malagueña para con su presencia colaborar en el fin social al que se dedica la totalidad de sus beneficios. Este año 2019 lo obtenido se ha destinado a la atención desarrollada por la Asociación de Discapacitados Psíquicos ADIPA, y que tiene su prolongación en el encuentro que también anualmente celebran en plena feria de agosto, igualmente con fin social, que en esta última ocasión han celebrado conjuntamente con la Archicofradía de la Esperanza, donando los beneficios obtenidos al apoyo de la difícil labor que viene realizando en nuestra ciudad el proyecto de la diócesis “Calor y Café”.

Asimismo, la cofradía viene colaborando de forma ya tradicional en diferentes iniciativas a lo largo del año, de las que quizá cabe citar, por su trascendencia social, la colaboración con la Asociación de Antiguos Alumnos de la Universidad de Málaga para la concesión de becas “Alumni” de inmersión lingüística; la gran recogida de alimentos que Bancosol celebra anualmente, haciéndose cargo de aportar el personal voluntario necesarios de cara a cubrir esta tarea recolectora en los supermercados que les asignan; y otra iniciativa incorporada en este 2019 con ánimo de poderla continuar: la cuestación anual de la Asociación Española contra el Cáncer, con la colación de una mesa petitoria junto a la sede de la cofradía, habiendo establecido igualmente una labor colaborativa más estrecha con la Pastoral Universitaria de Málaga para seguir acometiendo nuevos proyectos de manera conjunta.

Hermanas de la cofradía en la mesa petitoria de la cuestación anual de la Asociación Española contra el Cáncer frente a la casa hermandad.

En ese afán por procurar que su acción social tenga resultados concretos y tangibles y que pueda mejorar la vida de colectivos más desfavorecidos, Estudiantes ha suscrito un acuerdo de colaboración con la Clínica Dental Gross Dentistas para la prestación de sus servicios a personas con escasos recursos económicos. Asimismo, conscientes de sus magníficas instalaciones en la casa hermandad, sitas en pleno centro de Málaga, los cofrades de Estudiantes brindan a lo largo del año su uso gratuito a diferentes ONG’s e instituciones públicas, tanto para actividades sociales y culturales como de carácter religioso.

Finalmente, Estudiantes tienen la intención de seguir abordando nuevos proyectos, partiendo una especial motivación para sus hermanos. En su obra social son conscientes de que la cofradía es Iglesia y que el ejercicio de la caridad se basa la acción social, constituyendo ambas concecciones un pilar fundamental e irrenunciable que compete a todos. Por eso, están convencidos de que el crecimiento pasa porque se logre tomar conciencia de que la caridad es consustancial a la fe y que, como cofrades, debemos velar por la manera de tenerla siempre presente entre los cometidos y preocupaciones que se planifiquen.

Más información sobre la Hermandad del Santo Cristo Coronado de Espinas y Nuestra Señora de Gracia y Esperanza (Estudiantes) aquí: http://www.cofradiaestudiantes.es/