El Corpus Christi o Solemnidad del Cuerpo y la Sangre de Cristo, denominada también Corpus Domini (“Cuerpo del Señor”), es una fiesta de la Iglesia católica destinada a celebrar la Eucaristía. Su principal finalidad es proclamar y aumentar la fe de los creyentes en la presencia real de Jesucristo en el Santísimo Sacramento, dándole públicamente el culto de adoración (latría) el jueves posterior a la solemnidad de la Santísima Trinidad, que a su vez tiene lugar el domingo siguiente a Pentecostés. Es decir, el Corpus Christi se celebra 60 días después del Domingo de Resurrección.

La Agrupación de Cofradías se une a esta festividad con el montaje de un altar con el que honrar al Santísimo Sacramento a su paso.

La imagen nos muestra el altar del Corpus Christi montado por la Agrupación de Cofradías de Semana Santa en 1951 en la Plaza de Félix Sáenz. Destaca en el altar la imagen de Su Santidad Pio XII quien en el año anterior había proclamado el Dogma de la Asunción de María el 1 de noviembre de 1950. Era por entonces Presidente de la Agrupación de Cofradías José Álvarez Gómez, hermano mayor Santo Sepulcro, vicepresidente primero, Enrique Navarro Torres, hermano mayor de la cofradía de la Expiración, vicepresidente segundo Alfonso Sell Aloy, hermano mayor de la hermandad del Amor y la Caridad y cronista y archivero d. Joaquín Díaz Serrano.

Este Dogma fue ampliamente celebrado por todos los malagueños y la Agrupación de Cofradías recoge ese sentir popular organizando varios actos, entre ellos una concentración de imágenes marianas cuyo colofón y cierre de actos sería este altar durante el Corpus Christi de 1951.

La fotografía que presentamos es la primera de la que se tiene referencia en el Archivo de la Agrupación de estos montajes de altares que realiza la propia Comisión de Cultos de la Agrupación, presidida en aquel año por Antonio Rojo Carrasco, siendo vicepresidente José María Doblas, secretario Francisco Lara García y vicesecretario Manuel Fernández Leal. Desde entonces hasta ahora la Agrupación de Cofradías ha montado altares de forma ininterrumpida en diferentes localizaciones de la ciudad.