La historia de la Agrupación de Cofradías de Semana Santa de Málaga es ejemplar porque desde que se fundara en el año 1921 viene siendo forjada por personas que, en comunión con sus respectivas Hermandades y bajo la encomienda de los Sagrados Titulares, han dado y dan todo lo mejor de sí: mucho Amor y denodado Sacrificio.

     Y así va transcurriendo la vida. Lo humano va pasando y a la vez dejando testimonios que a la larga permanecen en el tiempo para bien de las generaciones venideras.

     Hoy, una de esas personas emblemáticas que han sido extraordinariamente generosas con nuestra Semana Mayor ya no se encuentra entre nosotros. “Pollinico” y malagueño hasta la médula, Jesús Saborido Sánchez nos ha dicho adiós después de una larga enfermedad y también después de haber sido un cofrade clave en el devenir de nuestra centenaria entidad, especialmente durante las tres últimas décadas del pasado siglo.

     Su huella dejada es profunda, meritoria y referente de entusiasmo y de energía vital para todos los que tuvimos la suerte de conocerlo y de contar con su cariño y amistad. Transparente como la malla calada del palio procesional de la Virgen del Amparo y recio como la palmera entronizada que da sombra al Señor en su Entrada a Jerusalén, Jesús Saborido se nos ha ido con un legado lleno de divinos honores y, sobre todo, con una Familia que es también tesoro y herencia para nuestro patrimonio cofradiero.

     Vaya, pues, en nombre de la Junta de Gobierno de la Agrupación de Cofradías de Semana Santa de Málaga, el más sentido pesar por tan irreparable pérdida y el consuelo y abrazos a Paloma, su esposa; a sus hijas Paloma, Macarena, Amparo y demás familiares; así como a cuantos “pollinicos” y cofrades en general nos invade la tristeza.

     No obstante, seguro sabemos que Jesús ya goza de la presencia de Dios y de las benditas Imágenes de su Corporación Nazarena, entre las cuales imagino también se encuentra la Reina de los Cielos, por la que gracias a él -cuando fue presidente de la Agrupación- igualmente nos “ampara” como cotitular de nuestra institución junto al Cristo Resucitado.

     Descanse en Paz quien tanto Amor y Sacrificio entregó por nuestra Semana Santa de Málaga.        

Pablo Atencia Robledo.

Presidente de la Agrupación de Cofradías de Semana Santa de Málaga.