Una réplica de la imagen victoriana fue ofrecida por la Real Hermandad a la institución de San Julián con motivo de su centenario fundacional

Altar mayor del Real Santuario de Santa María de la Victoria.

MÁLAGA, 1 DE JUNIO DE 2022.- Como es preceptivo en el mes de mayo, el Real Santuario de Santa María de la Victoria, patrona de la Diócesis de Málaga, fue escenario el pasado martes de la peregrinación anual que la Agrupación de Cofradías de Semana Santa realiza al histórico templo, al igual que durante estos señalados días marianos han llevado a cabo distintas entidades y colectivos de nuestra ciudad, todos convocados y auspiciados por la Real Hermandad Victoriana.

Representación de la Junta de Gobierno de la Agrupación de Cofradías de Semana Santa.

MISA CONCELEBRADA

Una amplia representación de la Junta de Gobierno de la institución cofrade de San Julián, acudió para participar de una solemne eucaristía, la cual estuvo concelebrada por Alejandro Escobar, rector del santuario; el reverendo Ignacio Mantilla y el diácono Julio Morales; contándose además con la intervención de la banda de música del Maestro Eloy García/Archicofradía de la Expiración.

De izquierda a derecha, Julio Morales, diácono; Alejandro Escobar, rector del santuario; y el reverendo Ignacio Mantilla.

ALEGRE, RESPONSABLE Y COMUNICATIVA

La homilía fue oficiada por el padre Escobar, teniendo como base el camino que la Virgen María realizó para visitar a su prima Isabel a fin de comunicarle, tras ser anunciada por un ángel, que su vientre había sido encarnado por el Espíritu Santo para concebir al Hijo de Dios. “Estamos llamados -expresó- a anunciar a Jesucristo y a ser vehículo de encuentro entre las personas y el Señor Resucitado”. En contraposición con la actitud alegre, responsable y comunicativa de la Virgen ante su anunciación, el párroco de la Victoria reflexionó sobre ciertos temores de los creyentes, tales como que “hoy tenemos muchos miedos, demasiado silencio. Como decía Heidegger, no es tiempo favorable para hablar de Dios. Y a veces queremos justificar nuestros actos religiosos como “cultura” para que sean tolerables o presentar a la Iglesia como una ONG. Y, sin duda, la fe genera cultura y sólo hay una forma de vivir lafe: practicando la Caridad”.

Alejandro Escobar, rector del santuario, durante su homilia.

LLAMADOS A SER MISIONEROS DE LA ALEGRÍA DE JESÚS

La homilia prosiguió argumentado que “a los cristianos no sólo nos debe bastar con creer. Es necesario anunciar. Estamos llamados a ser misioneros de la alegría de Jesús, del Evangelio en nuestro mundo”. Y concluyó con una invocación: “Pedimos al Señor por las hermandades para que sean como María, instrumentos vivos de la fe para los cofrades, caminos que lleven a tantos hombres y mujeres a Cristo”.

Terminada la ceremonia religiosa, se procedió a la imposición de medallas de la Real Hermandad de Santa María de la Victoria a aquellos nuevos hermanos mayores de las cofradías agrupadas que aún no la habían recibido desde el inicio de sus respectivos mandatos.

Momento de la bendición y ofrecimiento de la réplica de Santa María de la Victoria.

UNA RÉPLICA DE LA TALLA ORIGINAL

Acto seguido, ante la presencia de Miguel Orellana, hermano mayor de la Real Hermandad de la Victoria, de Pablo Atencia, presidente de la Agrupación, y de Francisco Toledo, expresidente y exhermano mayor de ambas entidades citadas, se llevó a cabo la bendición y ofrecimiento a la Agrupación de Cofradías de una réplica de la talla original de Santa María de la Victoria, imagen con la que la corporación victoriana ha querido testimoniar su adhesión a la decana institución de San Julián por la conmemoración de su centenario fundacional.

Miguel Orellana, hermano mayor de la Real Hermandad de Santa María de la Victoria.

CONSTANCIA DE NUESTRO RECONOCIMIENTO

En este sentido, el hermano mayor de la Real Hermandad, Miguel Orellana, intervino para significar los muchos vínculos existentes entre ambas entidades:

La Real Hermandad de Santa María de la Victoria quiere ofrecer a nuestra querida y estimada Agrupación de Cofradías, con motivo de su primer Centenario, un presente que materialice y deje constancia de nuestro reconocimiento. Y ¿qué mejor que una réplica en tres dimensiones de nuestra Patrona?,  pues además del testimonio de gratitud que representa hacia vosotros, con su presencia en la sede de la Agrupación invocamos de Santa María de la Victoria su permanente intercesión para que continúe protegiendo cada día y cada instante de forma destacada a la Agrupación, a todas las Cofradías y a todas las personas que forman parte de la misma, y para que su presencia también nos pueda ayudar a hacer oración en las actividades de la sede la Agrupación de Cofradías, conformando nuestras vidas a la voluntad de Dios, siguiendo las palabras de María: “haced lo que Él os diga”.

Pablo Atencia, presidente de la Agrupación de Cofradías, junto a Francisco Toledo y Miguel Orellana.

UN DIVINO PRESENTE

A estas palabras de Miguel Orellana respondió el presidente de la Agrupación, Pablo Atencia, agradeciendo el “divino presente” entregado, “el cual es y será un testimonio mas del histórico hermanamiento y arraigado espíritu devocional que la Hermandad de la Victoria y la Agrupación de Cofradías nos profesamos mútuamente desde hace ahora un siglo”.

La peregrinación agrupacionista concluyó con la tradicional ofrenda floral a Santa María de la Victoria y visita a su camarín.

Texto de la intervencion de Miguel Orellana, hermano mayor de la Real Hermandad de Santa María de la Victoria: AQUÍ

GALERÍA FOTOGRÁFICA:

Participantes de la peregrinación con miembros de la Real Hermandad de la Virgen de la Victoria.
Representantes de la Agrupación y de la Real Hermandad acuparon los primeros bancos de la nave durante la ceremonia religiosa.
Miembros de la Junta de Gobierno de la Agrupación de Cofradías asistentes a la peregrinación victoriana.
Réplica de la talla original de Santa María de la Victoria ofrecida a la Agrupación de Cofradías por su centenario fundacional.
Placa con la grabación del texto que argumenta el motivo del ofrecimiento de la réplica de la Virgen de la Victoria a la Agrupación de Cofradías.
En el camarín de Santa María de la Victoria, Pablo Atencia y Miguel Orellana, una vez hecha la ofrenda floral a la Patrona de Málaga.