El delegado episcopal de Hermandades y Cofradías destacó la templanza y el perdón de María “como ejemplo a seguir para no caer en conductas donde esté ausente el amor cristiano”

Miembros de la Junta de Gobierno de la Agrupación de Cofradías y ex-hermanos mayores posan ante a la Reina de los Cielos y el Stmo. Cristo Resucitado al término de la celebración.

MÁLAGA, 14 DE SEPTIEMBRE DE 2019.- De quienes anteayer 12 de septiembre llenaron la Iglesia de San Julián, es muy seguro que casi nadie podía pensar que al día después de celebrarse la festividad de María Stma. Reina de los Cielos, cotitular de la Agrupación de Cofradías, su insigne autor y también creador de otras muchas imágenes de nuestra Semana Santa -el escultor sevillano Luis Álvarez Duarte- tal día como ayer falleciera de manera inesperada en la ciudad que le vio nacer.

Iglesia de San Julián vista desde el coro del templo.

BESAMANOS Y FUNCIÓN RELIGIOSA

Un año más, el vetusto templo agrupacionista volvió a convertirse durante buena parte de la pasada jornada en solemne lugar de encuentro cristiano para celebrar la conmemoración del Dulce Nombre de la Virgen. De tal modo, desde mediada la mañana y hasta bien entrada la noche del día en cuestión, la Reina de los Cielos fue honrada en un preferencial y bello altar, inicialmente para estar expuesta en besamano hacia los fieles y luego, a la hora del crepúsculo dedicarle, una función religiosa que fue oficiada por el delegado episcopal de Hermandades y Cofradías, el rvdo. Manuel Ángel Santiago. A dicha ceremonia acudió una amplia representación de la Junta de Gobierno de la institución de San Julián, ex-presidentes, ex-hermanos mayores, delegados y devotos en general, la cual estuvo acompañada por la capilla musico-vocal del Maestro Iribarren, dirigida por Antonio del Pino.          

Momento de la celebración religiosa oficiada por el delegado episcopal de Hermandades y Cofradías, Manuel Ángel Santiago.

AMOR EN CRISTO Y EN SU MADRE

Durante su homilía, Manuel Ángel Santiago hizo una serie de reflexiones sobre la templanza y el perdón, afirmando que “hoy y siempre hemos de asumir ambas virtudes y para ello el ejemplo a seguir lo tenemos permanentemente en la bondad y en la resignación de la Stma. Virgen”. Concluyó el delegado episcopal incidiendo en la importancia de acudir al amor cristiano “a fin poder superar aquellas situaciones en las que se nos intenta provocar conductas que podrían generar el ojo por ojo y el diente por diente. La mejor manera de no caer en ellas es echar mano del amor en Cristo y en su Madre que todo lo pueden”.    

Los cuatro hachones que escoltaron a la Virgen en su altar fueron estrenados durante la ceremonia, siendo realizados en el taller del artesano malagueño Alberto Berdugo.

JURA, ESCUDOS Y MEDALLA DE ORO

Terminada la eucaristía, tuvieron lugar tres actos especiales. Por un lado juró su cargo como miembro de la Junta de Gobierno de la Agrupación de Cofradías el nuevo hermano mayor de la Hermandad Sacramental de Viñeros, José Manuel Díaz; de otra parte, la institución de San Julián impuso de manos del presidente Pablo Atencia su escudo corporativo a los ex-hermanos mayores/comisarios que en las últimas fechas han dejado de serlo en sus respectivas corporaciones nazarenas, tales como Manuel Gordillo (ex-comisario de Las Penas), Juan Manuel León (Salesianos), José Carretín (Paloma) y Leopoldo Guerrero (Viñeros), todos ellos en reconocimiento por la labor prestada a favor de nuestra Semana Santa; y, por último, la Comisión del Centenario de Francisco Palma Burgos hizo entrega a la Agrupación de Cofradías de la medalla de oro de la Unión de Hermandades de Úbeda como testimonio del gran hermanamiento habido entre ambos organismos cofrades durante la celebración de los actos conmemorativos organizados en honor del insigne escultor malagueño fallecido y enterrado en la localidad ubetense.

La celebración concluyó con el rezo de la Salve por parte de los asistentes y con el preceptivo último besamano a la Reina de los Cielos, la cual, desde ayer mismo acoge bajo su manto a quien fue su artista creador Luis Álvarez Duarte (Q.E.P.D.).

Aspecto de la nave principal de la Iglesia de San Julián con la presencia en primer término de los máximos responsables de la Agrupación.
Numeroso público completó el aforo de la Iglesia de San San Julián.
Momento de la jura del nuevo hermano mayor de la Hermandad Sacramental de Viñeros, José Manuel Díaz, como miembro de la Junta de Gobierno de la Agrupación de Cofradías.
De izquierda a derecha, Manuel Gordillo (ex-comisario de Las Penas), José Carretín (ex-hermano mayor de la Paloma), Pablo Atencia (pte. de la Agrupación), Juan Manuel León (ex-hermano mayor de Salesianos) y Leopoldo Guerrero (ex-hermano mayor de Viñeros) tras celebrarse la imposición del escudo agrupacionista en agradecimiento por la labor llevada a cabo a favor de la Semana Santa de Málaga.
Momento en el que miembros de la Comisión del Centenario de Francisco Palma Burgos hicieron entrega a la Agrupación de Cofradías -representada por su presidente Pablo Atencia- de la medalla de oro de la Unión de Hermandades de Úbeda.

Más información sobre la celebración de la festividad de María Stma. Reina de los Cielos aquí… https://agrupaciondecofradias.com/la-iglesia-de-san-julian-acoge-hoy-la-celebracion-de-la-festividad-de-la-reina-de-los-cielos-cotitular-de-la-agrupacion/