• Manuel Á. Santiago, delegado episcopal de HH y CC: “La Semana Santa, para los que tenemos fe, sí se ha celebrado, pese a que no haya habido procesiones”

  • La Reina de los Cielos ha sido retirada del culto para ser sometida a una restauración artística que pueda estar concluida de cara al día de su festividad

Aspecto de la Iglesia de San Julián durante la celebración religiosa, donde su aforo y asistencia fueron limitados para garantizar la seguridad sanitaria.

MÁLAGA, 11 DE JULIO DE 2020.- Con una limitada asistencia de miembros de la Junta de Gobierno y de representantes de las corporaciones nazarenas que integran la Agrupación de Cofradías para así garantizar la seguridad sanitaria, el pasado viernes tuvo lugar en la Iglesia de San Julián la celebración de una Eucaristía a fin de poner término al curso cofrade y rezar por las intenciones de todos, una vez trascurrida la pasada Semana Santa.

Manuel Ángel Santiago, Delegado Episcopal de Hermandades y Cofradías de la Diócesis de Málaga-Melilla.

“MUCHO BIEN COFRADE GENEROSO Y SOLIDARIO”

La ceremonia fue oficiada por el Delegado Episcopal de Hermandades y Cofradías, Manuel Ángel Santiago, en cuya homilía tuvo varias referencias sobre la insólita Semana Mayor vivida este año. “Una Semana de Pasión que, para los que tenemos fe -expresó el responsable diocesano-, sí ha tenido lugar, pese a que no haya habido procesiones. Y es que la pandemia que nos afecta es también un tiempo para descubrir al Señor y a su misericordia desde la fidelidad, la confianza y la entrega”.

El reverendo abundó en dar las gracias a Dios por ayudarnos a superar la difícil situación que estamos experimentando “desde la soledad, la incertidumbre y el sufrimiento” y concluyó su intervención poniendo de manifiesto “el mucho bien solidario y generoso que desde un primer momento vienen demostrando las cofradías en favor de las personas más necesitadas por la crisis social generada”.

Oración a la Virgen Reina de los Cielos, al término de la celebración eucarística.

UNA RESTAURACIÓN PARA EL 12 DE SEPTIEMBRE

La celebración eucarística concluyó con una oración dedicada a la Virgen Reina de los Cielos, la cual dejará de estar expuesta al culto durante las próximas semanas para ser objeto de la necesaria restauración que fuera aprobada por la institución de San Julián, con forme a la pertinente autorización del Obispado, por parte del especialista malagueño Francisco Naranjo, estando prevista que la labor restauradora de la imagen cotitular agrupacionista pueda estar concluida de cara a la conmemoración de su festividad el próximo 12 de septiembre.