– La comisión organizadora incluyó en el programa a buena parte de los principales actores de esta efeméride, así como a jóvenes promesas de futuro.

– El cardenal Amigo Vallejo invitó a cuidar a quienes conforman el día a día de las hermandades.

Momento de la mesa redonda sobre la juventud cofrade. De izquierda a derecha, Rebeca Parra, el reverendo Francisco Aurioles, párroco de Almogía; Ricardo Nieves y Fernando Moreno.

MÁLAGA, 28 DE NOVIEMBRE DE 2016.- La céntrica iglesia de la Concepción se convirtió en el marco incomparable de la celebración de la Semana de la Juventud Cofrade en el 40 aniversario de su primera edición. Durante los días 23, 24 y 25 de noviembre, el templo de calle Nueva sirvió de escenario para foros de debate, conciertos y conferencias sobre la importancia que ha tenido siempre la savia nueva en el seno de las hermandades malagueñas.

Organizadas por la Comisión Juventud Cofrade 1975-2015 y la hermandad de Pasión, las tres jornadas de convivencia sirvieron como punto de encuentro de miembros de las corporaciones nazarenas y de Gloria con un amplio programa que inició la Banda Municipal ofreciendo un concierto en el interior del templo. La primera jornada se completó con una mesa redonda moderada por el párroco de Almogía, Francisco Aurioles, en la que intervinieron los jóvenes cofrades Rebeca Parra, Ricardo Nieves y Fernando Moreno. El debate se centró en el papel que asumen las nuevas generaciones dentro de las cofradías con clara vocación de servicio.

La segunda jornada estuvo protagonizada por el cardenal arzobispo emérito de Sevilla, Su Eminencia Reverendísima Carlos Amigo Vallejo, quien se desplazó a nuestra capital para asistir al encuentro, tratando sobre del papel de la juventud en el recién culminado Año de la Misericordia. Tras el rezo de vísperas realizado por el párroco de San Juan y los Santos Mártires, Felipe Reina, que estuvo acompañado al órgano por Francisco Javier Criado, dio inicio la disertación del primado.

La intervención giró en torno a pilares como la caridad con los más necesitados, “cuyo cuidado se convierte para el cristiano en su ministerio”, comenzó Amigo. Para seguir expresando que “ante tanta barbarie, la respuesta es la misericordia. Suena a ironía. Las obras de misericordia no consisten sólo en dar pan al que tiene hambre, sino también llamar por teléfono a preguntar qué tal a quien está solo”. El cardenal indicó que gran parte de esa labor con el prójimo se debe a la juventud, quien ha sido responsable de numerosas fundaciones de hermandades agrupadas en Málaga.

El cardenal Amigo Vallejo, durante su intervención sobre la juventud y el Año de la Misericordia.

“Sin embargo, los jóvenes huyen de la iglesia. Realmente nunca han estado. Han hecho la comunión y algunos se han confirmado, sí, pero hay que estar realmente implicado en la vida de la parroquia”, argumentó Amigo Vallejo “con enorme cariño”. Desde el presbiterio del templo animó a los presentes a mantener una constante necesidad de formación, participación y coherencia del hecho de ser cristiano con su vida.

En el turno de preguntas final, el cardenal Amigo animó a no quejarse de las ausencias, sino cuidar a las personas que acuden y participan en la vida de las corporaciones. A la cita acudieron representantes de las Agrupaciones de Cofradías de Semana Santa y de Gloria, hermanos mayores, miembros de la comunidad del colegio Las Esclavas y de la curia malagueña.

La escuela de música de la hermandad del Rocío protagonizó la última jornada.

La última jornada de la Semana de la Juventud Cofrade contó con dos intervenciones diferentes. La primera de ellas fue la realizada por la escuela de música de la hermandad del Rocío, dirigida por Julián González, que ofreció un concierto a los asistentes, demostrando un excelente nivel con el que se consolida año tras año. Posteriormente se desarrolló la mesa redonda Juventud y cofradías: 40 años de experiencia eclesial, en la que estuvieron presentes algunos de los delegados diocesanos de Hermandades y Cofradías como Manuel Gámez, Francisco Rubio Sopesén, Felipe Reina o Antonio Coronado.

El epílogo de la celebración del 40 aniversario de la primera Semana de la Juventud Cofrade tendrá lugar el próximo 3 de diciembre, fecha en la que se realizará una excursión a Sevilla para conocer la realidad de algunas hermandades hispalenses y asistir al concierto que la banda de música de Zamarrilla ofrecerá en la parroquia de San Vicente Mártir.