Los encuentros con las hermandades de Zamarrilla, Cautivo y Salud, así como el paso sobre una alfombra de sal confeccionada por vecinos, fueron algunos de los principales momentos de la procesión

Vecinos de calle Carril ofrecen una petalada a la Virgen de la Soledad.

MÁLAGA, 16 DE OCTUBRE DE 2018.- Nuestra Señora de la Soledad, titular de la hermandad del Santo Traslado, recorrió el pasado sábado 13 de octubre las principales calles de la feligresía de San Pablo, en el barrio de la Trinidad, con motivo del centenario de constitución de la corporación nazarena del Viernes Santo. La imagen de Pedro Moreira partió a media tarde desde su casa hermandad a los sones de la banda de música Trinidad Sinfónica.

Hermanos, devotos y malagueños en general se reunieron en torno a espacios históricos como la plaza Montes o calle Carril para recibir a la Dolorosa, que lució sobre un monte de corcho en su trono procesional, siendo flanqueada con los arbotantes del trono procesional de Santa María de la Victoria. La imagen portó por primera vez una ráfaga que fue diseñada por Francisco Naranjo.

Tras la banda de cornetas y tambores de Jesús Cautivo participaron las representaciones de las hermandades cuya sede se encuentra también en la iglesia de San Pablo, así como las cofradías de Zamarrilla y Piedad. En los primeros compases de la procesión, la Virgen recibió petaladas de los vecinos antes de alcanzar la ermita de calle Mármoles.

En este enclave trinitario se presentó a la Virgen de la Amargura Coronada bajo el dintel de su templo, donde recibió a la Soledad de San Pablo. Allí se realizó una oración ante ambas imágenes que culminó con el rezo del Ave María. La procesión continuó hasta la plaza de Bailén para pasar ante la casa hermandad del Cautivo. Más adelante, vecinos de la calle San Quintín ofrecieron la confección de una alfombra de sal con colores celestes sobre la que pasó el trono procesional.

La luz del sol incide en la Virgen de la Soledad a su salida de la casa hermandad, sita en calle Trinidad.
El párroco de San Pablo, José Manuel Llamas, y el hermano mayor del Santo Traslado, Prado Hernández, anteceden al trono en la salida extraordinaria.
Representación de hermandades en el cortejo procesional. De izquierda a derecha, los representantes de la hermandad de la Salud: José Carlos Garín, hermano mayor y vicepresidente primero de la Agrupación de Cofradías; Juan Francisco Rosales, vocal de Obra Social; y Miguel Ángel Vargas, segundo teniente hermano mayor.
Vecinas de la Trinidad lanzan flores a la Virgen de la Soledad de San Pablo desde balcones engalanados.
La Virgen de la Amargura Coronada, dispuesta en el dintel de la ermita de Zamarrilla para recibir a la Soledad de San Pablo.
Durante el atardecer se produjo el encuentro entre la Virgen de la Soledad y la Amargura Coronada en calle Mármoles.