El presidente de la entidad de San Julián, Pablo Atencia, recogió ayer la distinción acompañado de representantes de la institución, el presidente de la comisión del Centenario y varios ex presidentes del ente agrupacionista tras la celebración del triduo en honor al Crucificado en la iglesia de Santo Domingo

El hermano mayor de la Congregación de Mena, Antonio de la Morena, entregó la corona de espinas del Cristo de la Buena Muerte y Ánimas al presidente de la Agrupación, Pablo Atencia. [FOTO: JESÚS CARRASCO PLA]

MÁLAGA, 22 DE NOVIEMBRE DE 2021.- La Congregación de Mena entregó ayer la corona de espinas que lució el Santísimo Cristo de la Buena Muerte y Ánimas durante la pasada Semana Santa a la Agrupación de Cofradías con motivo de su Centenario fundacional. 

El hermano mayor de Mena, Antonio de la Morena, hizo entrega de la distinción al presidente de la Agrupación, Pablo Atencia, que estuvo acompañado de los ex presidentes de la entidad agrupacionista Francisco Fernández Verni, Francisco Toledo, Clemente Solo de Zaldívar y Rafael Recio; el vicepresidente primero de la institución, José Carlos Garín; el hermano mayor de la Hermandad de la Salud, Miguel Ángel Vargas; y el presidente de la comisión del Centenario, Luis Merino. 

A la entrega se sumaron la congregante y archivera de la Agrupación, Trinidad García-Herrera, y los ex hermanos mayores de la Congregación Álvaro Mendiola y Antonio Jesús González. 

Este aditamento, que la cofradía perchelera otorga cada año a una personalidad o institución, fue entregada tras la celebración del último día de triduo en honor al Crucificado en la capilla de la corporación en la parroquia de Santo Domingo. 

La Congregación de Mena aprobó por unanimidad en la celebración de la junta de gobierno del día 21 de octubre de este año conceder la corona de espinas a la Agrupación de Cofradías por la conmemoración de los cien años de la entidad. 

Corona de espinas que lució el Cristo de la Buena Muerte y Ánimas la pasada Semana Santa en la capilla.