Numerosas representaciones religiosas formaron parte de la procesión, siendo muy notoria la participativa asistencia de Hermandades y Cofradías  

El obispo de la Diócesis, Jesús Catalá, es recibido por Pablo Atencia, presidente de la Agrupación de Cofradías, ante el altar instalado en la escalinata de acceso a los jardines de la Iglesia del Sagrario.

MÁLAGA, 20 DE JUNIO DE 2022.- Después de dos años de ausencia en las calles del casco histórico de Málaga, la solemnidad del Corpus Christi en Málaga y las cofradías volvieron el pasado domingo a participar en la tradicional procesión de Jesús Sacramentado. Una jornada en la que muchos malagueños vivieron esta fiesta religiosa de la Iglesia acompañando a la carroza con el Santísimo a lo largo del itinerario trazado y en la eucaristía previa a la comitiva eucarística. 

Representaciones cofrades aguardan en el interior de la catedral por orden procesional, momentos de iniciarse la comitiva eucarística.

UN CORTEJO CON UNA AMPLIA REPRESENTACIÓN RELIGIOSA

Así, a las nueve de la mañana, el obispo de la diócesis malagueña, Jesús Catalá, presidió la misa estacional en la Catedral, que fue concelebrada por numerosos religiosos con la asistencia de gran cantidad de fieles. Una hora después se inició el cortejo, siendo encabezado por la Banda de Cornetas y Tambores del Real Cuerpo de Bomberos. Tras una nutrida presencia de niños que habían realizado este año la primera comunión, la procesión se conformó con las hermandades de Gloria y de Pasión, portando consigo sus guiones y otras insignias corporativas.

Ya en la calle, la carroza del Corpus Christi fue antecedida en su acompañamiento por las primeras autoridades eclesiásticas.

La Agrupación de Cofradías de Semana Santa estuvo representada por su bandera, que fue portada por el secretario general de la institución, Salvador Pozo, y acompañada por el presidente Pablo Atencia y los vicepresidentes José Carlos Garín, José Carretín y María del Carmen Ledesma. También participaron las hermandades sacramentales, la Congregación de los Santos Patronos, la Hermandad de la Victoria, la Orden Tercera de Siervos de María (Servitas), la Agrupación de Hermandades y Congregaciones de Gloria, la Adoración Nocturna, los Niños Seises, la Banda Municipal de Música de Málaga, el coro de la Catedral, los seminaristas, el pabellón basilical y el clero, en el que se encontraba el obispo.

Momento del paso del Santísimo Sacramento ante el altar y representación de la Agrupación de Cofradías en la calle Molina Lario.

TRES ALTARES EUCARÍSTICOS

Representación de la Hermandad de la Sagrada Cena Sacramental, junto al entronizado altar de su Imagen Titular, teniendo como fondo el arco del Pasaje de Chinitas en la Plaza de la Constitución.

Posteriormente, la custodia salió de la catedral bajo los sones del himno nacional que interpretó la banda de música Nuestra Señora de la Soledad, de la Congregación de Mena, y así iniciar el recorrido procesional por las calles del centro entre cantos eucarísticos populares, deteniéndose en los tres altares sacramentales instalados a lo largo del itinerario.La primera parada fue en la plaza de la Constitución, concretamente en el arco de entrada al pasaje de Chinitas, donde se encontraba el Señor de la Hermandad de la Sagrada Cena Sacramental. Ya en plena calle Larios, en la confluencia con la calle Manuel Pérez Bryan, se encontraba el segundo altar que era presidido por la Virgen del Carmen, de la Colonia de Santa Inés, en representación de las corporaciones de Gloria. Por último, el tercer monumento fue a instancias de la Agrupación de Cofradías, sito en la calle Molina Lario, exactamente en la escalinata que conduce a los jardines del de la Iglesia Sagrario, el cual estaba ornamentado especialmente con la custodia de la Parroquia de los Santos Mártires y la imagen de San Manuel González.

Altar de la Agrupación de Congregaciones, Hermandades y Cofradías de Gloria, con la imagen de Ntra. Señora del Carmen, de la Colonia de Santa Inés, instalado en la calle Larios.

GALERÍA FOTOGRÁFICA