La campaña solidaria también ha recaudado más de 16.000 euros que han sido entregados a Cáritas para su distribución entre la población ucraniana en un acto celebrado este sábado en la sede de la Agrupación de Cofradías 

Cheque entregado a Cáritas con destino a la población dannificada ucraniana.

MÁLAGA, 30 DE ABRIL DE 2022.- Una vez más, el carácter caritativo y solidario de las cofradías ha contado con la colaboración cofrade para ayudar en esta ocasión a la población de Ucrania ante la invasión de Rusia y el consecuente conflicto bélico-social que se ha generado. 

Como resultado de la campaña benéfica iniciada la pasada Cuaresma por parte de veinticinco hermandades malagueñas en sus respectivas casas hermandad, mediante el acopio de las necesidades que se solicitan desde las organizaciones no gubernamentales, se han recogido 12 toneladas de artículos de primera necesidad, entre alimentos no perecederos, medicamentos, materiales para niños y productos varios. Asimismo, se ha recaudado un total de 16.096 euros, cuya cuantía ha sido entregada a Cáritas en un cheque para su distribución en un acto celebrado durante la mañana de este sábado en la sede de la Agrupación de Cofradías, al cual han asistido los hermanos mayores de las corporaciones participantes en la iniciativa solidaria. Algunas hermandades incrementarán con su aportación el importe de la donación la próxima semana. 

Las cofradías participantes han sido las de Pollinica, Humildad y Paciencia, Dulce Nombre, Salutación, Huerto, Salud, Pasión, Dolores del Puente, Cautivo, Rocío, Penas, Nueva Esperanza, Humillación, Rescate, Sentencia, Mediadora, Salesianos, Santa Cruz, Viñeros, Misericordia, Esperanza, Dolores de San Juan, Amor, Soledad de San Pablo y Piedad.

QUÉ SE NECESITA

Aunque haya finalizado esta campaña cofrade, sus organizadores animan a todas aquellas personas que deseen colaborar a aportar alguno de los productos que se necesitan en la Universidad de Málaga, sita en Campus de Teatinos, Boulevar Louis Pasteur, s/n. 

Vendas, algodón, yodo, pantenol, pomadas analgésicas y para quemaduras, analgésicos, antibióticos, materiales ortopédicos o comida para bebé, frutos secos, chocolates, barritas energéticas, productos no perecederos y enlatados, del mismo modo que linternas, mantas, sacos de dormir, colchonetas, motosierras, pilas y productos de limpieza, son los materiales que se solicitan para ayudar al pueblo ucraniano.