El inmueble permite la salida de los tronos desde el interior de las dependencias, que cuentan con sótano, cuatro plantas y terraza

El hermano mayor en funciones del Descendimiento, Antonio Luis Ramos, y el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, se tienden la mano tras descubrir la placa de inauguración de la casa hermandad.

MÁLAGA, 28 DE JULIO DE 2017.- La cofradía del Descendimiento bendijo e inauguró en la tarde de ayer las dependencias de su casa hermandad, anexa a la capilla del Hospital Noble, entre las calles Manuel Martín Estévez y Maestranza, donde reciben culto las sagradas imágenes de esta corporación nazarena. Los cofrades de La Malagueta vieron culminado su sueño de contar con unas instalaciones donde realizar su vida social y desde las que iniciar su salida procesional cada Viernes Santo, como hicieron en la Semana Santa del pasado mes de abril.

ESCUDO DE ORO PARA EL ALCALDE

La celebración se inició en el espacio sacro con una eucaristía que estuvo presidida por el sacerdote y director espiritual de la corporación, Lorenzo Orellana. La capilla contó con la presencia de autoridades civiles, miembros de la Agrupación de Cofradías, ex hermanos mayores, ex presidentes de la institución de San Julián y una amplia nómina de hermanos del Descendimiento. Al término de la función religiosa, la corporación entregó al alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, su escudo de oro como muestra de agradecimiento por la labor realizada en pos de conseguir una casa hermandad para la cofradía en un proceso iniciado en el año 2007.

Momento de la inauguración y bendición de la casa hermandad del Descendimiento. De izquierda a derecha, el sacerdote Isidro Rubiales; el hermano mayor electo de la corporación de La Malagueta, Manuel Torres; el presidente de la Agrupación de Cofradías, Pablo Atencia; la concejala de Cultura, Gemma del Corral; el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre; el hermano mayor en funciones del Descendimiento, Antonio Luis Ramos; el concejal de Economía, Carlos Conde; el portavoz del grupo socialista en el Ayuntamiento, Daniel Pérez; y el concejal de Urbanismo, Francisco Pomares.

Finalizada la celebración religiosa, los asistentes se trasladaron hasta el salón de tronos de la casa hermandad anexa. Allí volvió a tomar la palabra el director espiritual, quien bendijo las instalaciones. El hermano mayor del Descendimiento, Antonio Luis Ramos, fue el encargado de descubrir la placa de inauguración donde queda constancia de la efeméride celebrada en la tarde de ayer.

ESPACIOS ABIERTOS A MÁLAGA

Posteriormente, el presidente de la Agrupación de Cofradías de Semana Santa, Pablo Atencia, se dirigió a los presentes dando la enhorabuena a los cofrades de La Malagueta por conseguir tal hito, recordando que este espacio “se une a la red de casas hermandad de la ciudad, que no dejan de ser espacios abiertos a Málaga y dispuestos a los cristianos, especialmente a los del entorno de la hermandad del Descendimiento”. Antonio Luis Ramos, hermano mayor en funciones tras los comicios del pasado 30 de junio en los que fue elegido Manuel Torres Téllez como nuevo máximo representante, tomó la palabra para recordar el proceso de cesión del espacio y construcción tras 16 meses de obra, agradeciendo y recordando a cuantos hermanos pusieron su empeño en conseguir llegar a esa realidad. La corporación entregó a dos asociaciones benéficas la cantidad de 1.000 euros como gesto con los más necesitados.

Pablo Atencia, presidente de la Agrupación, interviene en la bendición e inauguración de la casa hermandad del Descendimiento ante Manuel Torres y Antonio Luis Ramos, hermanos mayores electo y en funciones, respectivamente.

Finalmente, el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, resaltó el carácter abierto a la ciudadanía de las instalaciones en cuestión en un entorno que cuenta con pocos espacios públicos, así como la colaboración entre las administraciones y las hermandades en la cesión de inmuebles como el utilizado para la construcción de la casa hermandad.

Cofrades del Descendimiento y de otras corporaciones, en el salón de tronos durante la inauguración.

LAS NUEVAS DEPENDENCIAS

La casa hermandad de Descendimiento se asienta sobre las antiguas dependencias municipales del área de Medio Ambiente, en base a la construcción existente con anterioridad a espaldas del antiguo Hospital Noble. Cuentan con un sótano, destinado a almacén y columbarios; una planta baja con salón de tronos y acceso a la capilla religiosa; una entreplanta con balconada y zona expositiva, una planta de administración -con despachos para albacería, secretaría, tesorería y comisión permanente-, una amplia sala de cabildos en la tercera planta y un salón social con acceso a terraza en la cuarta. El proyecto de las obras, que cuentan con una característica fachada realizada con barras de cerámica, ha sido realizado por el estudio de arquitectura HCP, bajo la dirección de Fausto Guerrero Strachan.

Fachada de la flamante casa hermandad del Descendimiento, sita entre las calles Martín Estévez y Maestranza, junto a la Plaza de La Malagueta y anexa a la trasera de la capilla del antiguo Hospital Noble.