La solidaria mercancía ha sido destinada a Cáritas de la Parroquia Jesús Obrero, en la barriada de La Palma

Fachada principal de la Parroquia Jesús Obrero, situada en la calle Cabriel de la barriada de La Palma.

MÁLAGA, 8 DE JULIO DE 2020.- Más de doscientos kilos de alimentos no perecederos de primera necesidad han sido recolectados por la Comisión agrupacionista del Stmo. Cristo Resucitado y de la Virgen Reina de los Cielos, como consecuencia de la devolución de las túnicas penitenciales efectuada por parte de los nazarenos y hombres/mujeres de tronos del pretendido cortejo procesional del pasado Domingo de Resurrección. Dicha devolución de prendas fue aprovechada para que los usuarios de las mismas entregaran igualmente, a título voluntario e individual, un kilo de producto alimenticio a fin de que fuera destinado a ayudar a personas damnificadas por la crisis social del coronavirus, siendo digna de destacar la colaboración prestada en este sentido por el bar-restaurante “Entrevarales”. 

Una vez cerrado el plazo de devolución de las túnicas y de recogida de los alimentos en cuestión, en el día de ayer se procedió a la entrega de la solidaria mercancía, la cual fue llevada a la Iglesia de Jesús Obrero, en la populosa barriada de La Palma, cuya Cáritas Parroquial será la encargada de distribuirla entre las familias más necesitadas de la feligresía. Cabe recordar que la construcción de dicho templo fue sufragada por la Agrupación de Cofradías con motivo de la celebración del Año Santo Jubilar de 2000, siendo por entonces presidente de la decana institución Rafael Recio.

Momento de la entrega de los alimentos en la Parroquia Jesús Obrero por parte de miembros de la Comisión del Cristo Resucitado y de la Reina de los Cielos. En el centro, el curra párroco del templo Antonio Elverfeldt.

Tanto la Agrupación de Cofradías de Semana Santa, en general, como la Comisión del Resucitado y de la Reina de los Cielos, en particular, la cual mantiene un notable equipo de abnegados cofrades en sus labores operativas y organizativas, desean agradecer la generosa colaboración prestada por todos los integrantes de la comitiva nazarena dominical, no sólo por el hecho de haber querido participar en la misma dando culto y procesión a los Sagrados Titulares que se veneran en San Julián, sino también por la solidaridad mostrada aportando alimentos de manera desinteresada y voluntaria.